top of page

Realismo frente al Negacionismo y al Oficialismo


Ante la información aparecida en el diario El Correo referente a que según un estudio de la OMS las vacunas evitaron 6 de cada 10 fallecimientos por coronavirus, lo primero que hay que decir, es que el estudio viene precisamente del organismo que hizo un relato absolutamente oficialista y fuera de la realidad con un fin totalmente intencionado como es el propio de una organización con un continuo conflicto de interés como son las multinacionales farmacéuticas, precisamente las responsables y depositarias de las vacunas que nos dicen que salvaron vidas.


Un estudio neutral lo lógico es que lo haga un organismo independiente de cualquier conflicto de interés con la solución propuesta para enfrentarse a la pandemia.


Este estudio, lo primero que tendría que tener presente es los datos oficiales de que se disponen y realizar una estadística epidemiológica con total ausencia de interés en que el resultado final del estudio fuese uno u otro.


En este estudio se deberían contemplar no solo los fallecidos por/con covid, sino también todas aquellas personas a las que dichas inoculaciones les han producido efectos adversos graves e incluso fallecimientos.


En el primer apartado el de fallecidos por/con covid, para hacer el estudio, se debería tener en cuenta, por una parte, el porcentaje de personas vacunadas, y por otra el número de fallecimientos por/con covid tanto en personas vacunadas como no vacunadas, teniendo en cuenta el valor referente del año 2020 donde no existía dicha vacuna.


Con datos oficiales de Euskadi* nos encontramos con que en el año 2020 sin vacuna el número de fallecidos por/con covid fue de 3.106, mientras que en 2022, con tercera y cuarta inoculación el número de fallecidos fue de 3.258, es decir, 152 fallecidos más. Si tuviésemos en cuenta una eficacia del 50% en la vacuna (según la noticia un 60%), en el año 2022, se dio un exceso de fallecidos por/con covid de 1.705 fallecidos más que los que se supone tendría que haber evitado la vacuna con una eficacia del 50%.


Por otra parte tenemos que si se correlaciona % de vacunación con tasa de fallecidos por 100.000 habitantes, en diferentes países del mundo, tenemos que a mayor tasa de vacunación mayor tasa de fallecidos por 100.000 habitantes por/con covid.


Igualmente podemos decir que si comparamos los fallecidos por/con covid respecto al total de fallecimientos, el año 2020 representa un 12,65%, mientras que el año 2022 con cuatro inoculaciones representa un 13,67%, es decir, un 1,02% más, por lo que podemos preguntarnos ¿dónde está ese 60% de eficacia de las vacunas para salvar vidas respecto a los fallecimientos por coronavirus que nos dice la OMS?


Si se pudiese estudiar el segundo apartado, el de efectos adversos graves y fallecidos por causa de las inoculaciones, podríamos saber con verdadero conocimiento de causa, cual ha sido el verdadero efecto de las inoculaciones. La información de estos datos carece de total transparencia, no pudiendo, por lo tanto, sacar conclusiones, pero yo invito a la administración, a que nos informe cuantos casos de ictus, pericarditis, miocarditis, trombosis, aceleraciones metastásicas de cáncer, se tenían desde el año 2016 a la fecha actual, con el fin de hacer un estudio epidemiológico y ver si las inoculaciones han incidido en estas patologías o no.


Sólo con los datos de fallecidos por/con covid sacamos una conclusión clara, y si tuviésemos estos datos, que están secuestrados por la falta de transparencia, con total probabilidad se corroboraría lo que nos dicen los fallecimientos por/con covid, a fin de cuentas esa falta de transparencia nos indica claramente que se ocultan porque las conclusiones serían totalmente determinantes de que la vacuna es la historia de un fracaso científico y sanitario.


Es por ello, que cuando la OMS nos dice lo beneficioso de las inoculaciones, la falta de credibilidad en lo que dice es total, ya que en ningún momento nos informa de los datos de los efectos adversos y fallecidos a causa de las inoculaciones.


Los medios de comunicación con total conflicto de interés están intentando blanquear a la OMS y a todo el relato del oficialismo pandémico, al igual que blanquearse a ellos mismos, que han sido los verdaderos tanques de inoculación de un virus que en vez del respiratorio ha sido neuronal.


Es por ello, que este relato pandémico no debe ir ni de oficialismo, ni de negacionismo, lo que debe ir es de realismo y trasmitir a la población una vez estudiado los datos la verdad de lo que realmente ha ocurrido durante la pandemia.




Bilbo a 7 de febrero de 2024

Jon Ander Etxebarria Garate




*Todos los datos y referencias están recogidos en el último libro del autor disponible aquí: https://editorialdharana.dharana.org/libros/pandemia-de-la-covid-en-euskadi/


129 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page