top of page

La OMS decreta el fin de la emergencia de la COVID

La OMS acaba de decretar el fin de la emergencia de la Covid, y lo que mal empieza mal acaba, ya que

lo primero que tenía que haber decretado es el fin de la pandemia, no de la emergencia, ya que si no hay pandemia, no a lugar emergencia alguna.

Igualmente la OMS no deja de dar incluso, con este decreto de fin de la emergencia, una nueva inoculación del miedo al decirnos que no debemos bajar la guardia e incluso el Sr. Tedros director de la OMS, a modo de amenaza, nos dice “Ha sido una decisión tomada con precaución. No dudaré en volver a declarar la emergencia si la situación cambia”.

Sr. Director de la OMS, ¿es que no existen otras enfermedades tan o más graves que la covid?, ¿es que esta enfermedad de la covid, y tal como han llevado a cabo el relato, sirve también a otros intereses crematísticos?


Después de seguir con la moralina del miedo, hablando de las personas que en todo el mundo están luchando por sus vidas, y los que continúan viviendo con las secuelas de la covid persistente, le preguntaría,

¿que papel juegan, las inoculaciones, en estas secuelas y en esta lucha por las vidas?, ¿no es verdad que con los datos en la mano, al menos en Euskadi, en 2022 ha habido más fallecidos que en el 2021 y el 2020?.

Con datos oficiales de Euskadi, personas con pauta completa, 89,59%, y 2.856 fallecidos por/con covid, en el período de inoculación, personas con 3ª dosis, 60,09%, y 2.530 fallecidos por/con covid, en el período de inoculación, personas con 4ª dosis, 27,43%, y 568 fallecidos en el período de inoculación. ¿No le dicen nada estos datos Sr. Director General de la OMS como para reflexionar y tener al menos una duda razonable de que las inoculaciones sí han tenido un papel?. A poco que analicemos los datos todos sabemos cuál ha sido ese papel Sr. Director de la OMS, y, no precisamente en un sentido positivo, sino todo lo contrario.



Como se ha ido dando a lo largo de toda la pandemia, nuevamente los medios de comunicación han servido con su manera de informar a que el virus neuronal del miedo se vuelva a inocular en la población, y eso lo vemos claramente como al inicio de la pandemia, las noticias se ponían en portada y ocupando las primeras páginas de los periódicos, mientras que esta noticia del fin de la emergencia, ha ocupado las últimas páginas de los medios de comunicación y con un pequeño espacio en la página en la que se ha publicado. ¿Es que tiene más importancia para los ciudadanos el inicio de una pandemia que su final?. Creo que para Vds. sí, lo demuestran continuadamente, y, este relato pandémico con una intensidad elevada al máximo,

¿tendrán que ver en ello los intereses crematísticos de las ayudas monetarias que han recibido durante estos últimos años, por estar al servicio del discurso oficial?. No hace falta contestación alguna.

La realidad es que a los medios de comunicación les interesa más difundir las noticias malas que las buenas, y lo sé, porque a lo largo de mi carrera profesional con periodistas del principal medio de comunicación escrito en Bizkaia, donde en alguna ocasión se me dijo que al no dar algo sensacionalista, les había dejado sin noticia. Ése es el funcionamiento de los medios de comunicación, no informar asépticamente de lo que ocurre sea para bien o sea para mal.


Otro elemento que se publicó es que estaban sorprendidos porque la previsión de fallecidos en el primer cuatrimestre de 2023 había sido inferior a lo que se contemplaba, eso sí, diciéndonos que la razón de ese descenso se debía a las inoculaciones, sin investigar con los propios datos del Servicio Vasco de Salud, donde como he expuesto anteriormente, que lo que se deduce es que a menor % de inoculación, menor número de fallecidos por/con covid, a lo que se podría añadir, el descenso de población en los mayores de edad, que son los que más fallecidos presentan tanto sin vacuna como con vacuna, por lo que, por desgracia, la disminución de ese espectro de edad poblacional también explicaría ese descenso de fallecidos, pero como siempre, hay que dar la noticia oficialista sin el menor análisis crítico por parte de este sector profesional.



Decir que este final de la pandemia ya lo pronostiqué en un escrito de fecha 2 de marzo de 2023, “Fin de un relato pandémico fracasado”, donde transcribo mis palabras del mismo “Precisamente, la OMS está retrasando su decisión de terminar con ella para hacerla coincidir con el final de la epidemia estacional de gripe”.

Pues como se ve el tiempo me ha dado la razón, ya que es final de abril, cuando se suelen terminar las epidemias estacionales de gripe, confirmando lo que siempre he comentado durante estos años en lo referente a las olas y su coincidencia con las epidemias de gripe y en el caso de olas fuera de ese periodo estacional por su coincidencia con las inoculaciones.



Bilbo a 9 de mayo de 2023


Jon Ander Etxebarria Garate

50 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page